miércoles

Los 10

"Diario de Pesca" de Muriel Foster

Trucos, consejos, mandamientos, lecciones para pescar truchas, nunca me han gustado pero... Me dice mi hijo el pescador que le escriba muy resumidos cuales serían los míos. Eso hago.


1. PÁRATE. Mira, lee el agua. El río tiene un lenguaje preciso, un idioma secreto. Aprende sus sonidos, atiende a como te habla y te cuenta cual es hoy la mejor forma de pescarlas.

2. CAMINA con cuidado. No hay prisa. Descubre cuál es tu ritmo como pescador, aquel en el que te sientes más cómodo y seguro.

3. APUNTA bien, lanza donde deseas. No importa que no llegues muy lejos pero debes aprender a dejar caer el señuelo con suavidad y exactamente donde quieres.

4. SEDAL adecuado.  Equipo adecuado. Ni un palo de escoba para pescar truchitas de garganta, ni un mimbre delgado para ir tras los bigotudos.

5. NUDOS perfectos. Domina unos cuantos nudos, asegura bien su ejecución. Un nudo mal hecho es un pez perdido.

6. MUÉVETE despacio y con seguridad. Andar por el río es un arte. Una forma de baile. Si no lo haces bien te romperás las narices y te mojarás los calzones. El agua está siempre más fría de lo que imaginas.

7. TOCA todas las posturas que imagines y también las que te parecen imposibles. Cada tramo de río tiene sus lugares buenos, regulares y malos, pero tócalos todos. Imagina como es el río por debajo si el agua no lo ocultase.

8. FÚNDETE con el entorno. Mimetízate, no hagas ruido, no chapotees, no rompas la gracia y la armonía de ese lugar. Intenta no espantar a los corzos ni a las libélulas. Piensa como suena cuando tu no lo pisas.

9.  ACUDE al río cuando están activas. Y como eso no es fácil saberlo es mejor que estés a pie de agua cuando ocurra. El día es muy largo, alégrate por ello.

10. DISFRUTA del tiempo. Pescar es un placer, no sufras si no pican, no te entusiasmes en exceso si no paras de tocar truchas. Eres pescador porque estar en el río te hace feliz, no te enfades nunca.


"Diario de Pesca" de Muriel Foster

2 comentarios:

  1. Genial. Me los voy a guardar para pasárselos a mis hijos el día que los tenga. Los has escrito tu, pero coinciden plenamente con lo que yo pienso. Sólo espero que no me hagas tallarlos en piedra y guardarlos en un arca recubierta de oro... ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooo, mejor no tallarlos en ningún sitio, que luego se convierten en leyes o en algo peor. Me alegro que coincidamos. Habría otros muchos, claro, pero estos son con los que le doy "la tabarra" siempre a Guillermo. :)

      Eliminar